viernes, 28 de noviembre de 2014

Segunda parte del relato por entregas

¡Buenos días, o casi buenas tardes ya!

¿Qué tal vais llevando la semana? ¡Hoy por fin es viernes! Y eso significa que viene un fin de semana cargado de planes de los que nos gustan. ¿Qué pensáis hacer vosotr@s este finde? ¿Tenéis plan? Yo mañana iré al estreno de la nueva obra de teatro en la que participan mis dos mejores amigas. Y desde aquí les deseo ¡Mucha mierda!, aunque sé que no la necesitan porque son espectaculares.

Para los que no tengáis plan aún... ¡no os preocupéis que yo hoy os traigo sorpresa! Y es que por fin, después de unas semanas os traigo la segunda parte de la novela por entregas que os comenté y de la que ya pudisteis leer la primera parte. Y los que no la hayáis leído aquí la tenéis.

He tardado mucho en compartir la segunda parte, lo sé, pero es que nada de lo que escribía me convencía, tenía tantas ideas que quería plasmar en esta parte, que me resultaba casi imposible cohesionarlas del todo bien. No sé qué os parecerá esta nueva entrega, pero desde luego, os puedo asegurar que he trabajado mucho en ella y que me ha costado bastante más que la primera parte. Quiero abarcar mucho en poquito espacio para que no se os haga muy largo el relato, y eso a veces no es bueno. Al final, creo que he conseguido, al menos bajo mi punto de vista, hacerlo bien. Pero ya sabéis que soy una principiante y que aún me queda un mundo por aprender. 

Soy consciente de que para gustos, colores, y que hay una enorme diversidad de opiniones acerca de lo que hago, pero, os pediría, por favor, que aquellos a los que no os guste lo que escribo y queráis aconsejarme (yo siempre doy la bienvenida a nuevos consejos, porque lo que en el fondo quiero es aprender y crecer como escritora) lo hagáis de forma calmada. He llegado a encontrarme comentarios criticando fuertemente lo que publicaba. Y con esto no quiero decir que no acepte las críticas, pero creo que siempre hay formas y formas de decir las cosas. Yo creé este blog con toda la ilusión del mundo y muchas veces lo que la gente pretende es terminar con esa ilusión. Yo no obligo a nadie a quedarse aquí, eso está más que claro, y los que decidís quedarme y seguirme sois los que me hacéis seguir hacia delante en esta gran ilusión.

Y sin meteros mucho más royo que hoy estoy de un sensible cojonero... os dejo ya la segunda parte del relato. ¡Espero que lo disfrutéis! 



SEIS MESES ATRÁS

Siempre habíamos sido una familia feliz y dichosa. Mi padre, arquitecto reconocido en España, y mi madre, profesora en la Universidad de Medicina, habían trabajado mucho para darnos a mi hermano y a mí todo lo que necesitábamos y pudiéramos desear. Viajábamos constantemente y nos gustaba celebrar fiestas y reuniones con los vecinos en el jardín de nuestra casa.

Pero mis padres nunca estuvieron cegados por la codicia o el poder del dinero, todo lo contrario: les apasionaba ayudar a los demás, y por esa razón, todos los meses organizaban en casa una jornada de puertas abiertas para que los más necesitados acudieran en su ayuda. Siempre salían con lágrimas en los ojos de la emoción, y cargados hasta arriba con cajas de comida y ropa.

Todo el mundo en el vecindario nos quería. Y mis padres, bien se habían ganado el aprecio y afecto de todos ellos. Pero me daba la sensación de que mi padre no era del todo feliz, y cuando les preguntaba por ello siempre respondían lo mismo:
--  No te preocupes Karola. No es nada.

Sin embargo, yo no podía quitarme de la cabeza esa mirada triste al terminar todas las fiestas que celebrábamos por fechas como Navidad, cumpleaños y demás.

Una noche, sin ir más lejos, tras una enorme fiesta por mi decimocuarto cumpleaños, escuché como mi madre, desde el dormitorio, hablaba con mi padre y le decía:
 --  ¡Olvídalo Ramón! Tú no tienes la culpa de que te haya ido tan bien la vida. Has trabajado muy duro para tener lo que tienes hoy día. Nada llega del cielo. Es tu único hermano, acabará aceptando que se alegra por ti.

[…]

La noche en que la vida de nuestra familia cambió completamente era Acción de Gracias. Ese día, como tradición que recordaba desde que tengo uso de razón, mis padres salían bien temprano en la mañana para comprar el pavo de la cena y unos regalos que siempre nos hacían: Por ser los mejores hijos del mundo; nos decían al dárnoslos. Mientras ellos estaban fuera, Roger y yo decorábamos toda la casa como queríamos. ¡Era la noche especial de la familia!

Como cada año, tras terminar de decorar la casa y ayudar a mi hermano a ponerse bien guapo, era el turno de ducharme y arreglarme. Al terminar, como siempre, nos sentábamos en el sofá y esperábamos a papá y mamá. Pero esa noche, mis padres tardaban más de lo normal en llegar a casa, Roger estaba muy cansado y yo empezaba a estar ansiosa.

Lo que ocurrió justo después era algo que nunca había llegado a pensar que podía ocurrir. El timbre de la casa empezó a sonar incesante, y Roger, que se había quedado dormido, se despertó enseguida. Cogí su mano, me agaché y vi que estaba muerto de miedo. No sé qué es lo que pasaba por la mente de mi hermanito en ese momento, pero desde luego, no era nada bueno. Le lancé una sonrisa para intentar relajarlo y me dispuse a abrir la puerta de casa.

Me imaginé lo peor cuando vi a dos policías al otro lado de la puerta. Les dejé entrar y pedí un momento para acostar a Roger. Sea lo que fuera que vinieran a contarnos, un niño de 4 años no debía estar presente si podía evitarse.

Efectivamente, lo que venían a contarme los dos policías era que mis padres habían tenido un grave accidente. Un accidente que se llevó a mi padre por delante y dejó a mi madre totalmente débil y con secuelas. No se sabía cuál había sido el motivo del accidente, pero me prometieron que trabajarían sin cesar para descubrir que había ocurrido.

Acto seguido, se ofrecieron a llevarme al hospital donde habían ingresado a mi madre de urgencia, así que dejé a Roger con mis vecinos más cercanos, y me monté en el coche policial.

Creedme, cuando vi a mi madre tumbada en la cama de aquella habitación, quise correr en la dirección contraria y escapar de allí cuanto antes. Me sentía incapaz de mirarla, porque la persona que había en esa cama, no parecía mi madre. Era imposible reconocerla. Tenía la cara amoratada, prácticamente desfigurada, su cuerpo estaba lleno de magulladuras y quemaduras que dejaban ver horribles heridas sangrantes, y además, había sufrido un fuerte impacto en la cabeza que le había hecho perder más de la mitad de su larga y rojiza melena.

Desde aquella noche, nada volvió a ser lo mismo. Ya no éramos una familia feliz, y no me quedó más remedio que madurar de golpe y dejar atrás a esa niña feliz y sin preocupaciones que había sido hasta entonces. Me convertí de repente en madre y enfermera. Ahora tenía que cuidar de mi madre y de mi hermano.

A causa del accidente que nos había quitado a mi padre, mi madre había perdido la capacidad de hablar y de hacer nada por ella misma, ya que había perdido un 70% de la movilidad de su cuerpo, así que tenía que estar pendiente de ella, sin olvidarme de mi hermano, las 24 horas del día.

Semanas después de la noche de Acción de Gracias, la Policía me buscó en casa para contarme que seguían investigando el accidente. Se olían algo raro en lo ocurrido, así que creyeron conveniente hacerme un interrogatorio. Me preguntaron si mis padres habían tenido problemas en el pasado con alguien. Lo único que acerté a contarles era que se llevaban bien con todo el mundo, tenían muchos amigos, que incluso donaban a los necesitados, y que nunca los había visto discutir o pelear con alguien. No imaginaba quién podía haber querido matar a mis padres, ellos no tenían cuentas pendientes con nadie y todo el mundo en el vecindario nos quería.

Obviamente tuve que abandonar el instituto y dedicarme íntegramente a mi hermano y mi madre, así que agradecí todo el esfuerzo de mis padres en haber conseguido tan buenos trabajos que nos habían dejado grandes cantidades de dinero. Ahora que mi padre ya no estaba, y mi madre no podría volver a trabajar, esos ahorros eran lo único que nos quedaba para vivir.

En mi nueva vida como madre y enfermera, me despertaba al alba para mantener la casa limpia y ordenada, me daba una corta ducha, despertaba a Roger para asearlo, vestirlo, darle de desayunar y llevarlo al colegio, mientras mi madre dormía. Cuando llegaba a casa, me tocaba cuidar de ella. Bañarla, darle de comer, vestirla… era como un bebé grande con el que a veces me costaba lidiar. Desde la noche del accidente, mi madre sólo lloraba y lloraba, y en numerosas ocasiones me veía suplicándole silencio mientras enjugaba sus lágrimas. Intentaba ser fuerte, cantarle para relajarla, hablarle, contarle historias; y sólo tras largas horas leyéndole poesía, parecía quedarse tranquila.

Pero la situación fue empeorando. No levantó cabeza desde la muerte de mi padre y la depresión terminó por llevársela también a ella.

En 6 meses escasos, Dios nos había arrebatado lo que más queríamos y necesitábamos en el mundo. Y ahora yo era la responsable de que la vida de mi hermano fuese como tenía que ser. Iba a hacer lo que tuviera que hacer para que mi hermano fuese feliz otra vez.






¡Esto es todo por hoy! Espero que compartáis en vuestras redes sociales para que el relato llegue a más gente, que me contéis en los comentarios qué os ha parecido, y deciros que os espero para la tercera parte. 

¿Qué os ha parecido esta segunda parte? ¿Cambiaríais algún aspecto? ¿Qué esperáis que pase en la tercera parte?

Gracias por dedicarme vuestro tiempo.

Millones de besos,




miércoles, 26 de noviembre de 2014

Solidaridad Navideña

¡Buenos días querid@s!

¿Cómo va la semana? ¿Planeando ya lo que vais a hacer estas Navidades? Queda menos de un mes para que empiecen las festividades navideñas y yo ando ya pensando en todo lo que quiero hacer y vivir durante estas fechas.

Lo que vengo a contaros hoy es una especie de movimiento solidario para que también aquellas familias sin recursos puedan tener unas Navidades especiales.



Veréis, durante la semana pasada hice limpieza y re-ordenamiento de todo mi dormitorio. Tengo 23 años, y salvo cuando nos mudamos a nuestra casa actual por el 2003, no había hecho muchas limpiezas profundas de mi habitación.
A ver, que no quiero decir que nunca haya limpiado, que no es eso, sino que en mi dormitorio iba acumulando elementos de decoración, peluches, joyeros y demás desde la mudanza. Siempre me daba mucha pena tirar cosas un poco más antiguas y acababa encontrándole sitio a todo.

Pero, la pasada semana decidí que tenía que hacer una macro limpieza de elementos. Así que fui metiendo en bolsas peluches de cuando era pequeña (eso sí, todos nuevos, porque siempre he cuidado muy bien de mis cosas), algunos elementos decorativos como joyeros, figuras de hadas, ángeles, delfines..., cestas, juguetes, y ropa. Sí, también hice limpieza de armario (aunque eso lo hago dos veces al año: cuando intercambio la ropa de verano por la de invierno y viceversa) y había varias prendas que un día dejas de ponerte porque tienes muchas otras más recientes, o porque ya se te han quedado demasiado pequeñas o demasiado grandes.

Saqué en toda la semana entre 6 y 7 bolsas de basura repletas de cosas de mi transición en la vida. ¿Y que decidí hacer con ellas? Pues viendo que se acercan las Navidades, y que desgraciadamente hay mucha gente que no puede permitirse el lujo de hacer regalos a sus familias, eché todas las bolsas en los contenedores de ropa y juguetes que hay dispuestos por mi pueblo para que lleguen a buen puerto: al banco de alimentos u ONGs. 

También es posible buscar por nuestra cuenta lugares cercanos dónde podamos llevar nuestros paquetes y sepamos que van a ser repartidos entre familias sin recursos, y ser nosotros mismos quiénes elijamos dónde van a parar nuestros obsequios solidarios. O incluso organizar, con más gente de tu pueblo o ciudad un mercadillo navideño en algún centro de ayuda a este sector más desfavorecido de nuestra sociedad y ser nosotros quiénes entreguemos en mano a esas personas lo que hayan elegido del mercadillo.

Creo que es una iniciativa solidaria de lo más bonita, y más aún acercándose las fechas que vienen. Sólo nosotros podemos conseguir que ese sector de personas sin recursos puedan tener unas Navidades dignas de ser recordadas. Además, si hay algo de lo que no carecen ellos es de agradecimiento. Y conseguiremos no sólo hacerles felices sino también sentiremos mejor con nosotros mismos.

Y por supuesto, siempre encontramos algo de lo que podamos prescindir en casa. Sea lo que sea, incluso comida, ellos estarán eternamente agradecidos.

¿Qué os parece la idea? ¿Tenéis pensado hacer algo de esto estas Navidades? ¿Tenéis algún otro plan o iniciativa solidaria para ayudar a aquellos que lo necesitan en estas fechas? Quiero saberlo TODO. 

Millones de besos,



lunes, 24 de noviembre de 2014

¡Motívate e Inspírate! (IV) + Iniciativa

¡Buenos días mis querid@s!

¡Otra vez LUNES! Qué rápido se pasa lo bueno ¿eh?
¿Qué tal habéis pasado el fin de semana? ¿Habéis aprovechado al máximo de estos días de relax? Yo la verdad es que lo he aprovechado a mi manera, y aunque me hubiera encantado hacer muchas más cosas, no me quejo del fin de semana que he tenido.

Hoy vuelve a comenzar nueva semana, y yo no podía empezarla de otro modo que... con una nueva entrega de frases inspiradoras para comenzar la semana con fuerza y mucha mucha energía. Pero esta semana, y las próximas, serán un poco especiales en cuanto a esta sección. Y es que yo soy una de esas chicas que siempre que ven una imagen bonita en cualquier lado, la guardo en una carpeta especial del móvil. Y por eso, he pensado que qué mejor forma de que me conozcáis un poquito más que trayéndoos esas capturas.

¡Así matamos dos pájaros de un tiro! Yo os enseñó un poquito más de mí con esas imágenes que veo y tengo que guardar para siempre en mi dispositivo, y además os traigo buenas frases. Y como tengo un montón, y últimamente he tenido menos tiempo de crear mis propios carteles con frases inspiradoras y positivas para empezar bien cada semana, pues podré tirar unas semanas de esas capturas explicando qué me gusta de cada una.


¿Queréis descubrir las 5 primeras imágenes que os traigo hoy? ¡¡Pues empezamos!!



- Pues sí, ¡así es! Tú siempre mereces más, mucho más, así que ¿por qué conformarte con menos? Lucha por todo lo que quieres conseguir en esta vida, haz lo que debas hacer para ser feliz y sentirte dichoso. 


- No dejes que nadie te diga que aquello a lo que aspiras es imposible. Alcanza tus metas y demuéstrales que eres capaz de lo que sea por cumplir tus sueños. Y si te llaman loco, hazles ver que sí lo estás siempre y cuando se trate de conseguir lo que quieres.


- Nadie dijo que el camino hacia tus sueños fuera a ser sencillo. Pero nunca desistas, porque aquellos triunfos que saben mejor son los que nos ha costado esfuerzo conseguir. ¡No lo olvidéis! Nada cae del cielo. Si estáis en el desarrollo de hacer algo que realmente os gusta, no dejéis de hacerlo aunque se os presenten obstáculos, porque podréis conseguir lo que os propongáis. Y si caéis, volved a levantaros. 


- [Conoce tus límites pero nunca dejes de intentar superarlos.] 


- Así que ya sabéis: ¡Todo el mundo a SONREÍR e iluminar el mundo! Alegra las mañanas de tus seres queridos regalándoles sonrisas por doquier. Harás que sus días y jornadas merezcan la pena. No te acuestes sin haber sonreído al mundo al menos una docena de veces. SONREÍR ES GRATIS.

                           ----------------------------------------

Aquí tenéis las primeras imágenes que no faltan en mi móvil para alegrarme las mañanas, tardes y noches. ¿Qué os parecen? ¿Os han gustado? 

INICIATIVA

¿Y... qué os parecería que cada lunes participarais vosotr@s mism@s (junto a mí) a dejarme esas frases que siempre os motivan? El último lunes de cada mes publicaría una entrada especial con las 10 citas o imágenes que más me hayan inspirado en mis semanas de las que vosotr@s me habéis ido dejando en los comentarios o correos. ¿Qué os parece la idea? Así vosotr@s también podríais participar de esta iniciativa y podríamos crear un espacio dinámico, y, sobre todo, hecho por vosotr@s. 

Espero vuestros comentarios contándome qué os parece la idea y si queréis participar en esta iniciativa. Para mí sería un enorme placer contar con tod@s mis lector@s para crear algo tan bonito como esto. 


Y hasta aquí la entrada de hoy. 
Ya sabéis que estaré esperando a que compartáis la entrada en vuestras redes sociales con vuestras familias, amigos, parejas, compañeros de trabajo y/o clase, vecinos y demás; y, que para eso están los botones de compartir justo debajo de la entrada. 
Además, estaré esperando con más ilusión que nunca vuestros comentarios esperando que me comentéis lo que os ha parecido el post de hoy, y, por supuesto, deseando que os unáis a la iniciativa de recoger en comentarios vuestras propias frases inspiradoras. 
Y, para todos los que no os queráis perder mis próximas entradas y ser los primeros en enteraros de nuevas publicaciones sólo tenéis que poner vuestro correo electrónico (da igual si es hotmail, gmail, yahoo, outlook o el que sea) en la cajita SUSCRÍBETE. Es totalmente confidencial, gratuito y no es necesario que tengáis un blog para poder haceros fan de mi página. O, si lo preferís, tenéis la opción de seguirme en mis redes sociales (os dejo los links directos en los iconos de redes sociales a la derecha del blog) y/o haceros amigos del blog a través de Google Friend Connect. 
¿A qué estáis esperando? Yo os espero impaciente. 

Millones de besos,


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Hoy os presento a...

¡Buenos días!

¿Que tal va la semana? Ya estamos en el ecuador y prontito vuelve el fin de semana para hacernos disfrutar de esas cosas que tanto nos gustan.

Antes que nada, quería pedir perdón a todos aquellos/as que os quedasteis esperando nueva entrega de ¡Motívate e Inspírate! el pasado lunes, pero me fue un poco difícil. Esta semana para mí es bastante más ajetreada que las anteriores, y me resultó complicado dedicarle tiempo a esa entrada.

Por eso, para compensar por la falta del lunes, hoy os traigo una recomendación + colaboración con una youtuber. Sí, hoy le cedo mi espacio a Mari, la chica que hay detrás del canal de maquillaje Mcrr1993, que es ni más ni menos que mi cuñada.

Hemos decidido hacer alguna colaboración de vez en cuando para ayudarnos y darnos a conocer la una a la otra y viceversa, y que mejor forma que haciendo que sea ella misma la que os hable un poquito sobre ella y su canal.

Así que sin más preámbulo, aquí la tenéis:



Hola cocteler@s!!

Voy a empezar presentándome: me llamo Mari Carmen, soy de Baza (un pueblecito de Granada) y como bien os ha informado Tati de La Coctelera de Tativia, vengo a presentaros mi canal de Youtube.

En primer lugar, dar las gracias a Tati por haberme ofrecido colaborar en su blog, ya que para mí es todo un honor y me encanta el poder hacerlo; y, deciros que me podéis encontrar como MakeUpWithMarii o Mcrr1993 (en cualquier caso os dejaré el enlace directo a mi canal al final del vídeo).

Como ya he comentado, os voy a hablar de mi canal de Youtube, el cual creé simplemente por impulso; os explico: yo veía muchísimos vídeos de Youtube relacionados con la belleza y cuidados y me encantaba hacerlo así que un día pensé: ¿Y por qué no hacerlos yo misma? Entonces fue cuando me planté delante de la cámara y empecé a dejar volar mi imaginación para subir mis propios vídeos de belleza y maquillaje a Youtube.

Sé que hay muchísima gente que no se decide a hacerse un canal, aunque les gustaría y les parece una idea atractiva, ya sea bien por vergüenza, por miedo o por cualquier otro motivo. Yo desde aquí os animo porque a mi Youtube me ha dado amistades, confianza en mí misma, experiencia,  pero sobretodo estoy haciendo algo que a mí me gusta y de lo cual me siento apoyada.

Profundizando con mi canal de Youtube os voy a contar que tipo de vídeos vais a encontrar en el.
Principalmente vais a encontrar vídeos relacionados con productos de maquillaje, cuidados, etc. Ya sea en forma de “Haul”, “Review”,  productos que no recomiendo, productos terminados, etc.

Pero mi canal no se basa únicamente en la cosmética sino que también podéis encontrar  algún TAG para conocerme mejor como soy, mis gustos, aficiones, etc. Y estoy pensando en empezar a hacer  algún “Vlog”, con el único fin de compartir con vosotr@s momentos de mi vida y ser un poco más cercana a la gente que me ve.

Mi propósito con este canal es aportar mis experiencias, aconsejar, dar mi opinión completamente sincera y ¿por qué no? entretener a todo el que me vea.

Y ya por ultimo os voy a dejar el enlace directo al canal y un par de vídeos para que podáis conocerme un poquito más.





Os animo a que descubráis un poquito más de mí y de lo que me gusta.

Y una vez más, gracias a Tatiana por cederme su espacio para darme a conocer.


¡Besos!

Os aseguro que os va a gustar descubrir toda las cositas que mcrr1993 nos cuenta en su canal. Yo, por ejemplo, antes no era muy dada a los productos de maquillaje y demás, y desde que me enteré que tenía un canal de youtube y me puse a ver todos sus vídeos, me he hecho adicta a los productos que nos enseña, y ya tengo una Wish List enorme de cositas que quiero para ir adquiriendo poco a poco, así que no dejéis pasar la oportunidad de visitar su canal.

Espero que os haya gustado la participación de hoy, entre bloggers y youtubers hay que ayudarse siempre porque ambos mundos, están ligados de una forma u otra, y por eso precisamente quería hacer esta publicación especial, y además, eso de que sea mi cuñada, es un plus más jajaja.

Ya sabéis que podéis ayudarnos mucho, a las 2 en esta ocasión, a que vuestros amigos, familiares y conocidos nos descubran si compartís la entrada a través de los botones de compartir que encontráis justo debajo del post.
Y por supuesto, como siempre, espero vuestros comentarios

Millones de besos,



viernes, 14 de noviembre de 2014

¡Adiós a los labios cortados!

¡Buenos días!


Ya ha llegado el frío, y parece que por fin lo hace para quedarse. ¡Ya era hora! Con lo que me gusta a mí pasar las tardes en casa, con buena compañía, una peli y mantita mientras se escucha la lluvia caer a través de la ventana. O esos días en los que aprovechas para salir bien abrigadita, como si fueras una cebolla, y pasear por las calles de la ciudad aprovechando esos débiles rayos del sol en plenos meses de frío. O uno de esos ratitos en familia o en pareja con la chimenea encendida hablando de vuestras cosas mientras coméis castañas asadas. ¿No me diréis que las estaciones de frío y lluvia no tienen cosas buenas, verdad?

Como cada temporada, las estaciones de frío tienen un sabor especial. A mí me encanta eso de agazaparme en la cama con mis sábanas de coralina (esas de pelo tan tan tan calentitas), la manta, el edredón… así es normal que por las mañanas me cueste un mundo levantarme. O que llegue la hora, todas las tardes, de ver un concurso de la tele con mis padres y mi hermana mientras nos retamos a ver quien acierta más preguntas. Ese tipo de cosas que no solemos hacer en verano. 

Y con la temporada de frío, los madrugones mañaneros a 0 grados, las idas y venidas de clase, del trabajo, de salir con los amigos y demás, llegan también los labios cortados, resecos y con pellejitos. Por eso creo que la entrada que os traigo hoy os va a ser de gran ayuda y seguro que mucha me lo agradeceréis. Porque yo cuando descubrí este truquito, se lo agradecí muchísimo a la persona que lo compartió conmigo y todas sus seguidoras.

Y sin más preámbulo, el post de hoy es sobre: exfoliación o peeling casero de labios. Es un tratamiento muy sencillo y rápido. Además de que no tendréis excusa por el tiempo, ya que en 2-3 minutos estáis listos, tampoco os tenéis que preocupar por los ingredientes, porque os aseguro que no necesitáis nada que no tengáis en casa siempre. O si no, ¿quién no tiene un limón (o jugo/aderezo de limón de limón en su defecto) y azúcar en casa? Todos, ¿verdad?


Pues bien, ahora que ya sabemos lo que necesitamos para hacer nuestra exfoliación de labios casera, os voy a explicar cuáles son los pasos a seguir. Son muy sencillos:

à Añadimos el jugo del limón a una pequeña cantidad de azúcar y mezclamos hasta obtener una pasta. Dejamos un poquito de azúcar a un lado sin humedecer con el limón.
à Aplicamos la mezcla del paso 1 a los labios, y una vez cubiertos, añadimos encima un poco de azúcar seca.
à Ahora, frotamos ambos labios el uno contra el otro notando la fricción de los granitos de azúcar (como cuando nos los pintamos). Tendremos que hacer esto durante 10-15 segundos. También puedes hacerlo con los dedos, masajeando el labio en movimientos circulares (aunque a mí, personalmente me gusta más la fricción de los labios).
à Retiramos la pasta y aclaramos con agua.
à Por último, hidratamos bien los labios con el bálsamo labial que prefiráis.



Y… ¡ya está! Labios perfectos. Tras retirar la mezcla de azúcar y limón, notaremos que nuestros labios quedan muy suaves, voluminosos, con un tono rosado precioso y que además habrán desaparecido todos los pellejitos.
Podéis sustituir el limón por miel o incluso por vaselina.
¿No os parece fantástico y súper sencillo?

[Las fotos que os muestro no son mías debido a que he tenido unos problemillas con mi cámara; así que las he cogido de Google Images.]

Os recomiendo que os hagáis un peeling labial una vez al mes, aunque ahora que llega el frío podremos hacerlo un par de veces al mes. Y recordad llevar un bálsamo labial siempre a mano.

Y nota importante para los chicos. Vosotros también podéis haceros esta exfoliación porque el frío no perdona ni a hombres ni a mujeres, y a vosotros también se os cortan los labios en esta estación del año. Así que dedicaros un par de minutitos a mejorar el aspecto de vuestros labios en estas temporadas de frío. Si probáis, estoy segura de que me lo agradeceréis.

¿Qué os ha parecido el truquito de hoy? No tiene nada que ver con relatos, recomendaciones literarias ni nada de eso, pero creía que compartir con vosotras esta entrada iba a resultar divertido.

Y hasta aquí el post de hoy. Si os ha gustado, ya sabéis que tenéis los botones de compartir justo debajo de la entrada para que difundáis este truquito (y de paso, mi blog) por las redes sociales que prefiráis.
Además espero vuestros comentarios diciendo si conocíais ya este remedio casero. Y si pensáis probarlo, también quiero vuestros comentarios para darme vuestra opinión. ¡Siempre os espero con muchas ganas!
Y, como recordatorio, a la derecha del blog, tenéis la cajita para suscribiros al blog y enteraros de todas las noticias, y los botones para que me sigáis en mis redes sociales.

¡Millones de besos!








PD: Para los que leísteis la primera parte de mi relato por entregas, os comento que el próximo viernes espero poder publicar la segunda parte. Y para todos aquellos que no lo habéis leído pinchad aquí  y lo tendréis.


¡Y a disfrutar del fin de semana!

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Datos curiosos

¡Buenas tardes de miércoles amig@s!

Lo que hoy vengo a traeros es una de esas entradas curiosas que un día lees por casualidad en cualquier red social o página, te saca una sonrisa y te empiezas a preguntar si funcionará o tendrá algo de verdad.
Sí, de esas publicaciones que decides compartir con los tuyos porque te ha parecido interesante o, cuanto mínimo, curiosa.

Yo la he encontrado por casualidad en el inicio de la página personal de mi Facebook y he decidido compartirla también con vosotros.
Es una serie de curiosidades acerca de nuestro cuerpo humano que deberíamos tener en cuenta y ver si funcionan o no. Yo al menos las empezaré a poner en práctica jaja


  1. Si te pica la garganta, ráscate la oreja: Al presionar los nervios de la oreja, se genera un reflejo inmediato en la garganta que produce espasmos y alivia la molestia. 
  2. Para escuchar mejor, usa sólo un lado del oído: Si estás en una discoteca y no oyes bien lo que te dicen, gira la cabeza y usa sólo tu oído derecho, ya que éste distingue mejor las conversaciones, mientras el izquierdo identifica mejor las canciones que suenan bajo. 
  3. Para aguantar las ganas de ir al baño piensa en sexo: Cuando no resistes las ganas de orinar y no tienes un baño cerca, piensa en sexo. Eso entretiene a tu cerebro y el estrés disminuye. 
  4. Toser mientras te vacunan reduce el dolor: Un grupo de científicos alemanes descubrieron que si toses al momento que te inyectan, se aumenta la presión en el pecho y en la espina dorsal, lo que inhibe los conductores de dolor de la médula. 
  5. Si tienes la nariz tupida o taponada: Presiona tu paladar y la parte superior de la nariz. Toca el paladar con la lengua fuertemente y con un dedo sujeta la nariz bajo el entrecejo. Esto permite que las secreciones se muevan y puedas respirar.
  6. Cuando tengas acidez, duerme sobre tu lado izquierdo: Esto permite crear un ángulo entre el estómago y el esófago, para que los ácidos no puedan pasar a la garganta.
  7. Cuando te duela una muela frota un hielo en tu mano: Debes pasar el trozo de hielo por la zona en forma de "V" que se produce entre el dedo pulgar y el índice por la parte contraria a la palma. Esto reduce en un 50% el dolor, ya que este sector está conectado a los receptores del dolor de la cara.
  8. Cuando te quemes, presiona la herida con un dedo: Después de limpiar la zona afectada, haz presión con la mano en la quemadura ya que esto permite volver a la temperatura inicial y evita la aparición de ampollas. Esto sólo sirve para aliviar pequeñas quemaduras.
  9. Cuando estés ebrio: Apoya la mano sobre una mesa o superficie estable. Si haces esto, tu cerebro recobrará la sensación de equilibrio y evitarás que todo gire a tu alrededor. 
  10. Al correr, respira cuando apoyes el pie izquierdo: Esto evitará que sientas picor en el pecho, ya que si respiras cuando apoyas el pie derecho, causas presión en el hígado. 
  11. Si te sangra la nariz, haz presión con tu dedo: Si te echas para atrás puedes ahogarte con tu sangre, así que lo mejor es apretar con tu dedo el lado de la nariz en el que tienes la hemorragia.
  12. Para controlar los latidos cardíacos cuando estés nervioso: Pon el dedo pulgar en tu boca y sopla, esto ayudará a que tu corazón deje de latir tan rápido a partir de la respiración.
  13. Para aliviar el dolor de cabeza cuando tomas agua muy fría: Al beber algo muy frío, el paladar se enfría y el cerebro lo interpreta. Por eso debes colocar tu lengua sobre el paladar para que vuelva a su temperatura normal. 
  14. Previene la falta de visión cuando estás frente al PC: Cuando pones tu vista en un objeto cercano como el ordenador o el móvil, la vista se cansa y falla. Para ello, cierra tus ojos, contrae el cuerpo y aguanta la respiración unos segundos. Luego relaja todo. ¡Mano de Santo!
  15. Despierta a tus manos y dedos dormidos moviendo tu cabeza: Cuando se te duerme un brazo o la mano, gira tu cabeza de un lado a otro y verás como la sensación desaparece rápidamente. Esto se debe a que las extremidades superiores se duermen por la presión en el cuello. Si en cambio se duermen tus pies, camina unos segundos.
  16. Fácil método para aguantar la respiración bajo el agua: Antes de sumergirte, haz muchas respiraciones rápidas y fuertes para lograr que el ácido de la sangre desaparezca ya que es el que causa la sensación de ahogo. 
  17. Memoriza los textos en la noche: Cualquier cosa que leas antes de dormir, la recordarás con más facilidad. 



¿Conocíais alguna de estas curiosidades? ¿Tenéis ya vuestra favorita? Yo sí, me encantan sobre todo la número 14 y 15, y pienso ponerlas en práctica muy pronto. Aunque también probaré todas las demás, eso no lo dudéis. ¿Habíais probado (sabiéndolo o sin saberlo) alguna de estas? Yo tengo que deciros que no tenía ni idea de la última, pero si es cierto que siempre me ha sido mucho más sencillo estudiar y memorizar datos y apuntes por las noches. Siempre he sido de esas personas que no aprovechaban el estudio durante el día, pero que era un todo-terreno de apuntes por la noche. 


Y hasta aquí la entrada de hoy. ¿Os ha gustado? Pues ya sabéis, ahora toca compartir esta entrada con los vuestros, para que seamos más quienes conozcamos un poco mejor nuestro cuerpo. 
¡Espero vuestros comentarios dándome vuestras opiniones! 
Y por supuesto, como siempre os digo, podéis haceros fan del blog si ponéis vuestro e-mail en la caja destinada a ello. Recibiréis un e-mail avisando de las nuevas entradas nada más publicarlas. 

¡Millones de besos!

lunes, 10 de noviembre de 2014

¡Motívate e Inspírate! (III)

¡Buen comienzo de semana mis cocteler@s!


¿Qué tal ha ido vuestro fin de semana? ¿Habéis aprovechado al máximo esos días de relax para disfrutar de los vuestros? ¿O lo habéis dedicado para emprender por fin esos proyectos en los que lleváis pensando semanas comenzar? Hoy la entrada llega un poco más tarde, pero no he podido ponerme antes, ¡lo siento!

Mi finde ha sido bastante relajado y lo he conseguido disfrutar un montón. El sábado lo pasé de compras con mis padres y mi hermana en busca de un sofá nuevo, y además, terminé el día con nuevo portátil bajo el brazo, a compartir con mi hermana (menos es nada), ya que el mío parece que no quiere seguir sobreviviendo, o al menos, eso nos da a entender. Y por la tarde estuve de cumpleaños.

Y la tarde del domingo la pasé con mis amigas filólogas a las que hacía un par de meses que no veía. Este año todas tenemos proyectos diferentes y nos es bastante complicado vernos, aunque no hay que perder las buenas costumbres y ya hemos estado hablando de preparar nuestro "almuerzo o cena de Navidad". Sí, ya sé que es un poco pronto para hablar de eso, pero es que nos resulta imposible cuadrar horarios las unas con las otras, así que cuanto antes lo hablemos, ¡mejor!.

Hoy, como los últimos lunes, vengo a traeros un par de frases positivas para inspiraros y motivaros en esta nueva semana.
Siempre ayuda empezar el día con un pensamiento positivo, o al menos a mí sí que me ayuda bastante, por eso creo que es una buena idea inspiraros con algunas frases que me parecen geniales para empezar la semana, el día, los nuevos proyectos que tenemos en mente o lo que sea. El caso es SONREÍR siempre y ver el lado positivo de todas las cosas.




¡No dejéis que la gente os diga lo que podéis conseguir y sobre todo trabajad para alcanzar vuestros objetivos y propósitos! Nadie mejor que vosotros mismos conocéis hasta dónde sois capaces de llegar.


Yo no sé vosotros, pero a mí me encanta llenar mis agendas de frases de este tipo TODOS los años. Las saco de grandes mentes, canciones, películas, series, celebridades, libros... cualquier fuente puede ser una mina de oro en cuanto a grandes pensamientos positivos se refiere. Os recomiendo que hagáis lo mismo que yo e incorporéis esas frases que os transmiten buena energía en agendas, carteles, álbumes de Pinterest, donde sea; el caso es tenerlas a mano para esos momentos de bajón.


Y hasta aquí llega la entrada de este lunes. No olvidéis compartir la entrada en vuestras redes sociales a través de los botones que encontraréis justo aquí debajo.
Para quienes queráis conocer mis entradas antes que nadie, suscribíos en la cajita de la derecha del blog. Sólo tenéis que poner vuestro e-mail. (Para los que no sabéis cómo funciona: no es necesario que tengáis blog ni nada por el estilo. Sólo tenéis que introducir vuestro e-mail en la cajita y ya está. Es totalmente gratuito y vuestros datos quedarán protegidos en todo momento.)
Además, para quienes esteis interesados en conocerme un poquito más (dejando un poco de lado mi cara bloguera) podéis seguirme en mis redes sociales, que os facilito en los iconos que podéis encontrar a la derecha del blog.
Y, como siempre, espero vuestros comentarios.

¡Gracias por dedicarme vuestro tiempo y feliz semana!








PD: Para los que no hayáis leído aún la primera parte de la novela por entregas, sólo teneis que pinchar aquí . Hasta ahora ha tenido buena repercusión y buenos comentarios, que por cierto agradezco con todo el corazón. Me hace muy feliz saber que os ha gustado y que esperáis con ganas la segunda parte (que por cierto, estoy trabajando ya en ella).







jueves, 6 de noviembre de 2014

Relato por entregas

¡Buenos días mis lector@s!

Hoy es jueves, el frío ya empieza a llegar a nuestras vidas y las prendas de abrigo van siendo necesarias. El otoño ha tardado en llegar pero parece ser que ¡por fin está aquí!

Para aquellos a los que no os guste el frío del otoño y prefiráis el sol y el buen tiempo de la primavera y el verano, deberíais sacarle el lado bueno a esta estación del año. Las tardes de lluvia son perfectas para aprovechar, coger esa manta suave al tacto, preparar un buen bol de palomitas, elegir tu película favorita y tirarte en el sofá a disfrutar de un rato en pareja.
O bien, abrigarte, calzarte las botas de agua y bailar bajo la lluvia, saltar charcos y sonreír. Porque son pequeños detalles que nos hacen sentir bien y sólo las estaciones de frío nos pueden ofrecer.

Para los que prefiráis leer un poco en los días de frío cuando no apetece salir de casa, hoy os traigo mi nuevo relato/novela corta por entregas. ¡Sí, como las colecciones semanales o mensuales que nos encontramos por los kioskos!
Resulta que hace un par de días empecé a escribir un relato corto para subirlo al blog, pero conforme iba escribiendo se me ocurrían más y más ideas para hacer del cuento algo más. Así que he decidido darle rienda suelta a mi imaginación e intentar crear algo más largo que voy a dividir en 2/3 partes. Aún no tengo decidido si os traeré una nueva parte cada semana o cada dos semanas, para tener más margen de retoque; pero lo que sí os digo es que hoy podréis disfrutar de la primera parte para ir abriendo boca.

A diferencia de los dos relatos anteriores, este es un poco más fuerte y adulto. Nada tiene que ver con la vida idílica y aparentemente sencilla que os mostraba antes.
Sólo espero que os guste, la disfrutéis y os quedéis con ganas de seguir leyendo.


SUPERVIVENCIA & SUPERACIÓN (Parte I)

     La pena no te lleva a ningún lado. Eso es lo que había aprendido hacía unos meses, y cada día que me levantaba era el primer pensamiento que pasaba por mi mente. Había que ser fuerte, había que seguir adelante y no dejar que la pena te envolviera en un halo de tristeza y en un estado de depresión. Si caías en las redes de la pena, estabas perdido.

 Yo no me podía permitir más de 5 o 10 minutos al día para instalarme en ese estado desde hacía unos 6 meses. Y esa mañana, aunque muchas cosas habían vuelto a cambiar, aún a pesar de que mi vida había quedado “patas arriba” una vez más, no podía sumarme en la pena. Tenía que ser fuerte. Levantarme, mirarme al espejo y decirme: Yo puedo.

Iba a ser una mañana muy dura. Una de las más difíciles de mi corta vida. Aún me quedaba mucho camino por delante, cientos de experiencias que vivir, muchos momentos que atravesar, pero esa mañana ya sabía que iba a ser una vivencia de las que me iban a dejar marcada para siempre. Después de lo que ese día iba a suceder, no tenía ni idea de hacia dónde iba a dirigir mi existencia.

Me puse la oscura ropa de la noche anterior, me recogí el largo pelo en una coleta baja, me lavé la cara y sin mucho miramiento por mi aspecto cogí la mano de mi hermano y me dirigí al tanatorio. Al llegar, entré en una pequeña habitación presidida por un ataúd de álamo abierto en el que se encontraba el cuerpo sin vida de mi madre. Sentí unas ganas inmensas de echarme sobre ella y llorar, sin importar lo que los demás asistentes pudieran pensar de mí, quería hablarle de la falta que me hacía, y sobre todo, quería desearle que allá donde ahora estuviera, encontrara a papá y fuera feliz. Pero en vez de sucumbir a la tristeza, me tragué las lágrimas y fui fuerte, tal como ellos me habían enseñado. Fui fuerte por mí, pero sobre todo fui fuerte por mi hermano de 5 años, Roger.

Él había querido acompañarme al funeral, y yo no pude decirle que no. Sabía que si esto iba a ser duro para mí, para Roger iba a ser traumático, pero no podía negarle su deseo de ver a nuestra madre por última vez.

Nunca me había sentido tan sola como hoy, aún a pesar de estar rodeada por una gran multitud de gente. No me malinterpretéis, agradecía mucho la compañía de todos los presentes: amigos, el hermano de mi padre y su mujer (únicos familiares que nos quedaban y con los que teníamos 0 relación), compañeros de clase con sus padres e incluso desconocidos; pero ninguno de los “invitados” podía hacer que no me sintiera vacía. Era como si una parte de mi esencia, de mi ser, se lo hubieran llevado mis padres antes de morir.

Era consciente de que todos los acontecimientos que habían ocurrido en los últimos 6 meses no habían sido fruto del destino o el azar. Sabía que el accidente que habían sufrido mis padres 6 meses atrás y que tuvo como consecuencia la muerte inminente de mi padre no había sido fortuito, alguien lo había planeado. Ese día no sólo terminaron con la vida de mi padre, sino que provocaron daños irreversibles, físicos y psicológicos, en mi madre que la dejaron débil hasta matarla. Y yo iba a descubrir al causante o causantes de nuestra desdicha.


Me presento. Me llamo Karola, tengo 14 años y soy huérfana. La única familia que me queda es mi hermanito, Roger, y juro que voy a luchar con uñas y dientes contra aquellos que nos quieran separar. No voy a consentir que nadie más aparte de mi lado a la gente que me importa.  



Pues hasta aquí la primera entrega de la novela corta. Espero que la hayáis disfrutado y queráis que otros también lo hagan. Para eso tenéis los botones de compartir justo debajo de la entrada, para que elijáis el medio deseado para que otra gente pueda leerme también. 
Además, si os ha gustado y queréis enteraros de cuándo publicaré la segunda parte, sólo tenéis que suscribiros al blog dejándome vuestro correo electrónico en la cajita que se encuentra a la derecha de la entrada. (Es totalmente gratuito, para aquellos que aún dudáis en hacerlo o no)
Y, por supuesto, como siempre digo, todos aquellos que queráis seguirme en mis redes sociales, os las facilito en los botones que encontraréis también en la columna derecha del blog. 
¡Espero vuestros comentarios y opiniones! 
Tanto vuestros comentarios como el hecho de que compartáis mis entradas son el regalo al esfuerzo y tiempo que dedico a este espacio. Por eso siempre los espero con vehemencia y muchas muchas ganas.


¡Tened un feliz jueves!



lunes, 3 de noviembre de 2014

¡Motívate e Inspírate! (II)

¡Buenos días mis cocteler@s!

Empezamos nueva semana, esta vez con el mes de noviembre ya aquí. Cualquiera diría que estamos a mes y medio de las Navidades, y de que empiece el invierno. Por aquí, por el sur, aún seguimos en verano prácticamente, sigue haciendo calor y las prendas de abrigo aún no han sido necesarias. ¡Sí, la manga corta sigue estando a la orden del día!

Y hoy, cómo quiero venir planeando todos los próximos lunes (ya os hablé hace un par de semanas de la nueva sección que iba a incluir en el blog justo aquí), os traigo nuevas frases inspiradoras para empezar bien la semana, o al menos para intentarlo. Sí amigos, hoy traemos nueva entrega de ¡Motívate e inspírate!


El lunes es el día clave de la semana, dependiendo del ánimo, la fuerza y la positivismo con que empecemos este día, así nos irá el resto de la semana (al menos eso es lo que yo creo: si empiezas la semana con positivismo y alegre de la vida, el resto de la semana será más fácil de llevar). Además, que el ser positivo siempre ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.

Así que dicho esto os dejo dos nuevas láminas/carteles para sacaros una sonrisa y un pensamiento positivo para que empecéis con nuevos proyectos personales y/o laborales. Hoy es el día de empezar aquello que pasa por tu mente, de cambiar algún aspecto de tu vida que no te convenza y de demostrar al mundo lo que vales realmente.

Mientras que pensáis en ello, aquí tenéis mis frases motivadoras e inspiradoras de esta semana.





Si os ha gustado la entrada no os olvidéis compartirla con vuestros familiares, amigos, pareja, conocidos o quien queráis a través de los botoncitos que encontraréis más abajo. Podéis usar el método que queráis (facebook, twitter, google +, pinterest…) Eso sí, siento ser tan pesada, pero me gustaría que compartierais mi contenido por los botones de redes sociales que hay abajo, para poder saber más o menos cuántas veces se ha compartido la entrada.

Además podéis suscribiros al blog para enteraros antes que nadie de las nuevas entradas (sólo tenéis que poner vuestro correo electrónico en la cajita de la derecha del blog en el que pone: Suscríbete. Los datos estarán protegidos en todo momento). Y si queréis seguirme en mis redes sociales y saber más de mí, a la derecha del blog encontraréis los botones para seguirme.

Y una vez más os pido ayuda a través de vuestras opiniones y consejos en la caja de comentarios. Sin la ayuda de los lectores nunca podré llegar a mejorar, principalmente porque no podré saber que es aquello que no os gusta y/o que os gustaría ver. ¡Cuantos más comentarios haya opinando sobre esto, antes podré llegar a organizar un espacio atractivo que os guste a todos!

¡Os espero, como siempre!

Besos y feliz día.


Blogging tips