viernes, 6 de febrero de 2015

La historia del hilo rojo del destino


¡Buenas tardes de viernes!

¿Qué tal habéis llevado la semana? ¿Preparando vuestros blogs y fantaseando con los proyectos que queréis regalar para el próximo día 14? Yo quería dejaros este miércoles pasado con algunas ideas de regalos DIY para San Valentín, pero por diversas razones, no he podido. ¡Prometo que este finde o a primeros de la próxima semana os dejo esa lista!

Sin embargo hoy, lo que quería dejaros por aquí era "la leyenda del hilo rojo del destino". Para todos aquellos enamorados con pareja, o aquellos que siguen esperando al amor de su vida.


La leyenda del hilo rojo del destino



"Hace mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia.


Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos.


Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.


Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.


Al levantarle el velo vio por primera vez que ese hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. "




La leyenda, lo que viene a decirnos es que un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse y amarse para siempre, sin importar el tiempo, el lugar o las circunstancias. El hilo puede estirarse, contraer, pasar por un sinfín de obstáculos, pero el hilo nunca se puede romper. El hilo lleva con nosotros desde nuestro nacimiento y nos acompañará, tensado en mayor o menor medida, a lo largo de nuestra vida. Cada uno de nosotros está destinado a otra persona, y finalmente el hilo rojo siempre termina por juntarnos.

La leyenda está tan arraigada en la cultura oriental que millones de personas llevan un hilo rojo. Se dice que la leyenda comenzó al conocer que la arteria ulnar conecta el dedo meñique con el corazón, en señal de vida y amor. 



Y vosotros, ¿creéis en la leyenda? ¿La habíais leído antes? ¿Y en el destino? ¿Pensáis que todos tenemos nuestra otra mitad por ahí, en el mundo, y estamos predestinados a encontrarnos en algún momento? ¡Soy toda oídos!

Si os ha gustado la entrada espero que la compartáis, la comentéis y, si puede ser y queréis, me sigáis. Sería un gran regalo.


Millones de besos,

8 comentarios :

  1. Nunca había oído de esta historia! es preciosa!
    Me quedo por aqui preciosa!
    Pásate por mi blog:
    http://hablandodemodachic.blogspot.com.es/2015/02/nail-art.html
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. En cuanto tenga un huequito me paso por tu blog a ver que tal.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Conocí esta historia por una amiga y me pareció fascinante. yo creo que todos estamos conectados de una u otra manera.

    Un besazo
    http://www.confessionstomymirror.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si verdad? Yo también lo creo, o por lo menos, me gusta imaginarlo de esa forma.
      Un beso!

      Eliminar
  3. Me encanta esta leyenda...Me encantan las leyendas! jaja Creer, no creo en las leyendas, pero me encanta oírlas o leerlas, y el destino creo que lo escribimos nosotros mismos, no creo que todo esté determinado por ninguna fuerza ni nada parecido. Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer verte por aquí Yaiza. A mí también me encanta leer y descubrir leyendas, y si creo o no creo en ellas... a veces me gusta el hecho de creerlas por el significado que encierran. Soy un poco soñadora ;)
      Un besazo guapísima!

      Eliminar
  4. Me encanta esa historia, ya la conocía y... no sé si será real o no, pero es preciosa.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte guapa. Sí, la verdad es que es muy bonita!
      Besos!!

      Eliminar

Blogging tips