miércoles, 15 de abril de 2015

Nuevo miembro en la familia: Nora ♥

¡Hola!

¿Qué tal va yendo la semana? ¿Con ganas de finde? La verdad es que los días pasan tan rápido que cuando queramos darnos cuenta estamos en pleno agosto disfrutando de las piscinas, las playas y los días soleados.

Hoy vengo con una entrada más personal, y que me hace mucha ilusión compartir con vosotras, y es que, desde el pasado 11 de abril, en casa somos uno más. Sí, Nora, nuestra bichón maltés, ha llegado por fin a casa, y, desde entonces, todos estamos enamoradísimos de ella.
Es todo pelo, y con sus 41 días, es más lista que el hambre.

Mi hermana y yo esperábamos con mucha ilusión ese día, ya que llevamos años y años (unos 15 o así) intentando convencer a mis padres de que queríamos un perrito, pero ellos siempre nos decían que en el piso no había espacio, que el día que nos compráramos una casa, entonces empezaríamos a verlo. Pues bien, hace 12 años que nos mudamos a una casa, y hasta hace un mes y algo, no conseguimos que por fin dieran su brazo a torcer.
Eso sí, desde que Nora llegó el sábado a casa, ellos dos también están "in love" con la perra.

La primera noche fue la más complicada, y aún así, se portó bastante bien. Lloraba cada 2-3 horas para que la sacáramos a la cocina a hacer pis. Es súper buena, no ladra, y está acostumbrándose fácilmente a hacer sus necesidades en la cocina o el patio; además, cada noche se la escucha menos. Por ejemplo, esta pasada, siendo su tercera noche en casa, empezó a quejarse sólo a las 4 de la mañana para que la sacáramos porque quería hacer pis.

Aún es muy pequeña, y por eso, si la sacamos a la calle tenemos que llevarla en brazos y no soltarla en el suelo en ningún momento.
Esta mañana hemos ido a comprar, y todo el mundo se acercaba a echarle fotos y acariciarla... ¡es tan mona! Haciendo amigos allá por donde va.

Parece un peluchito, tan pequeña y con su pelaje tan suave y blanco, que la gente se quedaba maravillada con ella, y yo, súper orgullosa de poder decir que es mi Nora, mi perrita.

Es adorable, muy graciosa y es que desde el primer día ya me tiene más que ganada. Hacía mucho tiempo que de vez en cuando afloraba mi instinto maternal, y ahora con Nora lo tengo disparado. Me preocupo mucho de que esté bien, de que coma, duerme y esté feliz. Con deciros que la primera noche que pasó con nosotros me daba pena dejarla durmiendo sola... jajajaja.

Me hacía especial ilusión subiros esta entrada, porque creo que al fin y al cabo, siempre nos gusta saber un poco más de la persona que está al otro lado del PC, escribiendo lo que leemos; y, porque además, como llevábamos tanto tiempo esperando poder tener mascota... ¡SUEÑO CUMPLIDO!



¿No me digáis que no es adorable?

Millones de besos,


10 comentarios :

  1. Qué cosa más bonita! Cuídala mucho y disfrútala :)

    ResponderEliminar
  2. Morí de amor, no puede ser tan hermosa Nora. Para mi labradora ITA también la primer noche fue complicada, tenia 30 días y lloraba porque quería sentir calor de alguien, recuerdo haber esperado a la madrugada una hora para que se durmiera. Crecen rápido así que disfrutala mucho, es hermosa!!

    http://modernastrega.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el consejo. La verdad es que sí que crecen rápido, yo ya tengo la sensación de que está enorme desde que la trajimos, y eso que sigue siendo un peluche peludo.
      Un beso guapa!

      Eliminar
  3. ¡Me encanta!! En mi casa pasó lo mismo jeje
    Siempre quisimos tener animales pero mis padres no querían porque vivíamos en un piso y porque era mucha responsabilidad y en casa hasta las noches no hay nadie...en fin. Hace 12 años le regalé un gatito a mi hermana (que ya vivía sola) y 2 años más tarde tuvo gatitos...Después de mucho insistir conseguí que me dejaran traer una gatita a casa. Mi madre no sabe estar sin ella, es super cariñosa y muy bonita...Y mira lo que son las cosas que hoy, 10 años después ya nos dijo que en cuanto se pase todo el mal trago que estamos pasando no le importaría adoptar un perrito así que...Todo es que empieces y que conozcas al animal que después ya quieres más jeje
    Espero seguir viendo a esta preciosidad por el blog para que nos cuentes como va creciendo y aprendiendo ;)
    un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí, desde el primer día ya se hacen querer.. y aunque de vez en cuando haga alguna de las suyas, o nos despierte en la madrugada, Nora se ha convertido en la consentida de la casa, y mi madre está totalmente enamorada de ella.
      Por supuesto que os iré contando más cositas sobre ella, porque merece un rinconcito sólo para ella.
      Muack!!!

      Eliminar
  4. Es encantadora!! que suerte poder tener una compañerita perruna jejeje... yo estoy preocupada por que mi enano en cualquier momento me empieza a pedir un cachorro y le voy a tener que decir que no, es que vivimos en un depa y pues, no es el lugar ideal para un animalito, con una casa la cosa cambia... felicitaciones, por el sueño cumplido!! a disfrutar de los primeros meses del peluchito, que pueden ser muy difíciles llenos de travesuras y en pleno aprendizaje, pero también es la etapa más bonita, más dulce y divertida. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karina.
      Sí, estamos disfrutando mucho de Nora, aunque de vez en cuando hace de las suyas jajaja
      También podéis buscar la opción de una mascota pequeña, por ejemplo, el bichón maltés (la raza de mi perrita) no crece mucho, y yo creo que no sería un problema demasiado grande si no tienes una casa.
      Un beso para ti y para Rodri, que soy fiel seguidora de tu blog y me encantáis.
      !!!

      Eliminar
  5. Qué cositaaa!! ^^ Y qué afortunada eres jaja Yo llevo más o menos el mismo tiempo pidiendo un perro y no hay manera, y somos sólo 3 personas en un chalet de 4 plantas...o sea, que sitio hay de sobra, pero nada...mi madre es muy cabezona cuando quiere...Me dice que cuando tenga mi propia casa (Cuando llegará eso...) Pero seguiré intentándolo jaja Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yaiza!
      No desistas.. mi madre era igual, no quería perro. Con decirte que el día que mi tía nos llamó para que recogiéramos a Nora mi madre casi se echa para atrás...
      Pero ahora no hay quien la separe de ella.
      ¡Espero que lo consigas! Ya te pasarás por aquí para comentarme que tal.
      Muack guaaaapa!

      Eliminar

Blogging tips