miércoles, 21 de octubre de 2015

21/10/15: La negra con los pedidos online

¡Buenos días!

¿Qué tal lleváis el miércoles? ¿Y la semana en general?
Antes de empezar con la primera entrada de Mi diario personal, quería agradecer a las personas que, primero, siguen siendo fieles a cada entrada del blog, aún a pesar de que a veces desaparezca sin motivo aparente; y, segundo, a esos comentarios de ánimo y comprensión que algunas de vosotras me dejasteis ayer.
Sin gente como vosotras, nada de esto tendría sentido. ¡GRACIAS!

Y ahora sí, vamos a lo que me interesa contaros hoy.

El día 30 de este mes, es el cumpleaños de mi chico. Y yo, como novia apañada, llevo meses preparando algunas cositas para intentar sorprenderlo en su día especial. Hace un par de meses, vi en la revista de Lidl que tenían servicio de fotos online en el que podías pedir varios regalos personalizados como: álbumes de fotos, tazas con foto, puzzles, camisetas, etc.
Pues bien, tras mucho pensarlo, decidí que uno de los regalos que le haría a mi chico podía pedirlo en dicha web; ya que, siendo sincera, reconozco que soy muy fan de este tipo de regalos, y que confío en la marca de Lidl.

Total, que leyendo la web y descargando el programa, gratuito, que nos ofrecían para poder personalizar el regalo elegido, leí las condiciones de envío y en ellas ponía que tardaban entre 6-7 días laborales en hacer llegar el producto a su destino tras los días de producción.
Así que pensé, que llegando tan rápido, podía prepararlo bien para que el resultado fuese perfecto.

El caso es que hice el pedido el día 2 de octubre, para tener bastante margen de error por si había algún problema. Al principio, me preocupé mucho porque aunque me habían enviado un correo con la confirmación del pedido diciendo que ya había sido cobrado, en mis movimientos bancarios no vi reflejado ningún cargo hasta el día 7 de octubre.

Ese fue el primer problema que tuve con el servicio de fotos de Lidl. Aunque tengo que reconocer que no sé si la culpa fue de ellos o que había habido algún tipo de problema con el banco y mi tarjeta. Finalmente, tras unos días de espera todo se solucionó y quedé mucho más tranquila.

Ese mismo día, 7 de octubre, me llegó otro mail en el que me comunicaban que el tiempo de procesamiento del pedido había finalizado y que procedían a hacer el envío; que en 6-7 días tendría ya en casa.
Pues bien, tras 12 días de espera y unos cinco mails a los que no me contestaron, me empecé a poner nerviosa y a pensar que algo había ocurrido con mi pedido. Y, reconozco que me dio muchísimo coraje que no me respondieran para resolver mis dudas. Lo que más coraje me daba era haber pagado por algo y que no me informaran de los problemas que habían podido surgir, y más aún habiendo pagado casi más en gastos de envío que en el importe del regalo.

Después de mucho insistir, me contestaron a uno de los mails diciendo que efectivamente había debido de haber un problema si el paquete aún no me había llegado; y la única solución que me daban era que esperase al día 30 por si había habido un retraso. ¡Sí, el día 30! ¡Justo el día en el que necesitaba sí o sí el regalo! Lo primero que pensé fue: o sea, ¿que pago gastos de envío para que encima ellos no cumplan sus plazos y la única solución que me dan es que espere aún más?

Yo estaba histérica, tengo que reconocerlo; pero tiene una explicación. A primeros de mes, la app Lalalab (antes polagram) sacó una promoción en la que si usabas un código en especial, ellos te enviaban una postal personalizada totalmente gratis. Yo, tan contenta, la pedí. Mi disgusto fue saber que a mi cuñada (la pidió el mismo día que yo) le había llegado ya, y para mí pasaban los días y no sabía nada de ella. Eso sí, tengo que reconocer que se portaron de lujo y volvieron a enviarme otra postal totalmente gratuita que llegó en menos de una semana.
Lo que me sigue disgustando del fallo de Lalalab es que la postal no venía envuelta ni nada por el estilo, y ha quedado a la vista de donde se perdiese la primera, una foto y un texto muy personal junto con mi dirección.

Ya veis que lo mío últimamente no son los pedidos online, ya que de una forma u otra al final siempre termino teniendo alguna clase de problema.
Ahora sólo me queda esperar con un poquito de fé a que el paquete de Lidl con el regalo de mi chico llegue antes del día de su cumple.

Mientras tanto, seguiré escribiendo para plasmar mis frustraciones jaja.
Muchos besos.


PD: Por cierto, por si os interesa, tengo un código en Lalalab tras el que si pedís en su aplicación de móvil, os descuentan 5 euros.
12 fotos tipo polaroid os saldrían a tan sólo 1.99 euros.
Así que ¡animaos! porque las fotos salen preciosas.
El código que tenéis que usar para aprovecharos del descuento es: PGQ2LSM0  (lo último es un cero, no una o)

2 comentarios :

  1. Me venderias los patrones de los reyes magos que tienes en la chimenea ?
    Gracias
    Mi correo:encarnita.54@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto pueda, te mando un correo.
      Un besito :D

      Eliminar

Blogging tips